El blog de creatividad de Marielo.
El blog de creatividad de Marielo.

Los encantos de Lolita

los encantos de lolita

Los encantos de Lolita empezó siendo Premio Iniciativa Emprendedora cuyo objetivo era unificar y dar a conocer el comercio de la ciudad de Albacete, hoy esa intención ha pasado a un segundo término con la finalidad de ser un personaje destacado en Facebook.

Porque… ¿A quien no le gusta Facebook? Respeto aquellos que no les va este tema, pero tengo que decir que no sólo me gusta, ¡más bien me encanta! Adoro compartir con todo el mundo imágenes optimistas y con mucho sentido del humor sobre lo que vivimos cada día: lo cotidiano o lo novedoso, la lágrima o la sonrisa, el amor o el desamor, lo que nos gusta o lo que nos disgusta.

Dicen que vengo, que voy, que busco, que encuentro.

Los encantos de Lolita seguirá buscando imágenes encantadoras para compartirlas contigo en su Facebook. Además todas esas imágenes junto con otras las puedes encontrar en el apartado de recortes de mi blog pinchando aquí.

Dicen que vengo, que voy… porque por donde voy intento pisar fuerte con el fin dejar mi pequeña huella. Sólo espero que tú también puedas pasar por esos encantadores lugares que merece tanto la pena disfrutar.

Que busco, que encuentro… porque todo no está al alcance de la mano, hay que buscarlo, y cuando lo hayas encontrado luchar por ello, para que forme parte de ti.

¡Dicen que quien mueve las piernas, mueve el corazón!

El personaje de Lolita

imagen los encantos de lolita

Después de dibujar boceto tras boceto estaba justo ahí, delante de sus ojos. Pidiendo a gritos ese sombrero rojo tan característico a juego con el color del carmín de mis labios, ese sombrero que no permite ver mis ojos ya que quiero guardar mi anonimato.

Mi look está inspirado en el personaje de cómic Betty Boop: una pin up girl de dibujo animado cuya personalidad se caracteriza por ser una muchacha nerviosa y sexy con más corazón que cabeza, y a la que le encanta jugar con la picardía de sugerir en lugar de enseñar. Todo ello mezclado con un toque retro, una tendencia glamurosa que siempre está de moda por su originalidad y que recuerda a la fascinante actriz Audrey Hepburn.

El lunar sexy cerca de mi boca

Marilyn tenía uno.

Un lunar puede captar todas las miradas y puede obnubilar a todos los presentes quitándoles la capacidad de raciocinio. Estos pequeños ‘detalles’ pueden ubicarse en el lugar más sugerente, y  junto a la boca, cerca de la nariz o en el busto parecen los más adecuados. Pueden compararse con estrellas fijadas en nuestro rostro y en nuestro cuerpo, revelando nuestro carácter y nuestro destino.

Hay lunares que son vistos a primera vista, pero no hay que olvidar los que llevamos ocultos, para jugar con la grata sorpresa de ser encontrados, siendo divertido y hermoso ir indagando hasta conquistar. Cada centímetro otorga personalidad; porque, al fin y al cabo, todos tenemos algún lunar que salpica nuestra piel y nos hace diferentes.

Trasladándolo al ámbito del diseño, distintos inspiradores en lo que a dictar tendencias se refiere, se han inundado con el retorno de los lunares en todos sus tamaños y colores. Prueba de ello es la invasión en nuestros armarios como estampado estrella. A parte de un clásico, muy chic y retro, todo ese aire a lo ‘hecho en los 50’ aporta un plus de estilo.

Sea como fuere, sólo quiero con mi lunar, poder acercaros a mi alegría y pasión por la vida, recordándoos que hay que disfrutar con intensidad de los pequeños placeres y gozar de las pequeñas cosas que nos regalan todos los días.

En memoria de todos aquellos lunares que personalizan a cada persona de este mundo.

El carmín rojo de mis labios

El vestido de mis labios.

Todo color posee una historia, porque todo color describe una emoción. Si asociamos cada color con su significado podemos decir que: el azul representa la precisión; el verde representa la esperanza; el amarillo el optimismo; el blanco representa la claridad; el negro la seriedad y así con miles de colores. ¡Pero yo soy del rojo! El rojo de la felicidad, el amor y la pasión. Ese rojo que te hace estar alerta siempre para no perder ningún momento del día.

La verdadera, glamurosa y larga historia del lápiz de labios rojo carmín tiene más de 5000 años. El momento más asombroso de este preciado objeto lo encontramos en 1770, cuando Inglaterra aprobó una ley que decía que las mujeres podrían ser procesadas si se sospechaba que habían seducido a los hombres para casarse con ellos utilizando lápiz de labios u otros medios cosméticos. Porque se consideraba que llevar maquillaje era descortés. Pero en 1910 un poderoso símbolo de belleza supuso una nueva postura que quedaría marcado en la historia del mundo y sobretodo en la mujer, ese fue el lápiz de labios rojo de Elizabeth Arden, un símbolo de independencia y desafío femenino, que las sufragistas estadounidense utilizaron en su afán de escapar de las actitudes victorianas de la época. Fue tal repercusión de este movimiento que con la promulgación de la 19 Enmienda en 1920, a las mujeres estadounidenses se le concedió finalmente el derecho al voto. Desde entonces, el lápiz de labios rojo sigue siendo un símbolo de poder.

Mi carmín rojo es el vestido de mis labios, es cierto, mis sentidos perciben a la perfección todos los matices de él, pero para mí, es algo más que eso, es una pasión, una sonrisa enmarcada en un precioso marco de alegría y empuje.

La flor de mi sombrero

imagen rocio flores

Rocío ha dibujado flores desde pequeña, ¡todo lo llenaba de flores! Era capaz de dibujar, en un solo día, una treintena de flores, ya fuese en su cuaderno o en cualquier rincón u objeto que ella considerase suyo.

Siempre era la misma flor, ese símbolo que tanto la caracterizaba. Tenía una mínima variedad y esta flor se quedaba trazada con el primer lápiz que tenía a mano o, esporádicamente, las rellenaba.

Recuerdo un día siendo muy pequeñas que estábamos juntas sentadas, compartiendo pupitre en el colegio, y ese día y no otro llenó un folio de cantidad de flores, que hermoso folio!, y cuando considero que había terminado su creación, me lo regaló.

Desde ese preciso instante supe que cada flor que poseía ese papel iban a ser momentos de mi vida que compartiría con ella.

La de mi sombrero, por ti Rocío. Por el valor de la amistad.

 

Encantada de conocerte

 

Qué afortunada me siento de saber que hemos tenido la oportunidad de que nuestras vidas se crucen.

Una vez me hablaron de ti, me dijeron que eras pequeña y coqueta, inteligente, divertida, sin prejuicios. De todo lo que me dijeron lo que más me interesó fue que no sabías bien como definirte, que no sabías bien si parecías quien querías ser o si sólo eras lo que los demás veían en ti o lo que tú querías que vieran. Pero lo que más despertó mi curiosidad fue que eras tú misma.

 

Sí, Albacete, te escribo a ti, a tus gentes y en especial a tus damas, a las chicas que día a día se levantan para hacerte girar y girar, para vivirte de día, vivirte de noche, abrir tus puertas y cerrarlas detrás de ellas al pasar. Puertas que también abren para mí, para Lolita, que te vive de noche y te vive de día, que te recorre y te siente.

Tus damas que, aunque no lo creas, ya las conocía, sí, sí, ya sabía quién son, porque ellas se levantan todos los días para afrontar los que les depare el hoy, y lo hacen con una sonrisa, con ilusión y con fuerza y si un día, por cualquier motivo, las pierden, será sólo por un instante, porque se dejarán caer para luego levantarse y así, llenar de luz el camino de todos los que le rodean. Aquellas damas que lo harán todo con dos manos y un corazón. Ves, ya sabía quién eran, quién son, porque ellas son un trocito de mí, Lolita y yo, un trocito de ellas.

Qué envidia me das, mi dulce Albacete. Lo tienes todo y lo compartes todo, no te importa la edad, la cultura, el sexo. Es de tal relevancia tu convivencia que todo el mundo se busca un pequeño momento del día para ti, para compartirte, para no dejarte nunca sola.

Espero tu ‘me gusta‘ para poder compartir muchas cosas contigo en Facebook

 

Sobre el autor