El blog de creatividad de Marielo.
El blog de creatividad de Marielo.
mapas-mentales

Nuestro cerebro funciona, entre otras formas, por asociación. Esta técnica nos permite relacionar conceptos aparentemente lejanas dando lugar así a nuevas visiones sobre un tema.

Javier Camacho en su libro “Inteligencia Creativa” recomienda este ejercicio a la hora de plantearte un reto creativo. Un ejercicio que considero muy productivo y que sirve para estructurar muy bien un problema para posteriormente poder analizarlo y conseguir ideas novedosas y distintas.

Nuestro cerebro funciona de varias formas, y una de ellas es por asociación. Cuando tenemos toda la información delante, la mayoría de las veces se nos escapan conceptos, e incluso no llegamos a relacionarlos unos con otros. Con esta técnica se pueden asociar ideas aparentemente lejanas dando lugar a nuevas visiones del tema que se esta trabajando, nuevas perspectivas.

¿Cómo se hace un mapa mental? Escribe la frase, palabra o la imagen más relevante que consideres en relación al tema en el que estas tratando en el centro de un folio blanco. Enciérrala en un cuadrado.

A continuación piensa en palabras clave relacionadas con ese término central y ve escribiéndolas alrededor. Rodéalas con un circulo y únelas con el termino central mediante lineas. Después realiza esta misma operación con los términos que acabas de escribir, una a una. Piensa en cada palabra clave y escribe palabras relacionadas con ella.

La elección de palabras claves puede venir de cualquier parte, depende de la naturaleza de la palabra inicial. Por ejemplo, si tu idea tiene que ver con una empresa de pescados congelados puedes poner en un primer nivel palabras clave como: frío, tiburón, barco, cocinar, rebozado, río, hielo…

Con esas palabras clave, realice el mismo ejercicio como por ejemplo:

  • Frío: Polo norte, tiritar, hielo, abrigo…
  • Tiburón: Dientes, miedo, bucear, película…
  • Cocinar: Mamá, horno, fresco, sal, sartén…
  • Pescar: Caña, anzuelo, sedal, hilo, red, deporte…
  • Barco: Titanic, remo, crucero, vela, costa, ancla…

Como observará las palabras obtenidas en el segundo nivel no tienen nada que ver con la palabra semilla, sino sólo las palabras del primer nivel. Puedes profundizar hasta donde quieras. Cuando creas que has terminado, mira tu mapa detenidamente, lee todos los términos que has puesto, y sobretodo mira la relación que puedes encontrar entre ellos. Igual puedes hallar un vínculo entre el primer y el tercer nivel o quizás veas relación entre dos atributos distintos.

Cuando hagas mapas mentales déjate llevar, pon lo primero que se te ocurra. Puedes crear varios mapas mentales con terminos de semillas distitos pero realcionados con el tema en el que estas trabajando. Pon los mapas mentales que has realizado juntos e intenta relacionar también sus términos.

¡Llévalo a la práctica encontrarás resultados distintos para empezar con tu reto creativo!

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein.

Sobre el autor

Soy una mente inquieta. Mi meta es difundir un mensaje: “todos podemos ser creativos”. Mi lema es “disfrutar con lo que uno hace”. Mi inquietud es: “desarrollar su propia creatividad investigando sobre ella”.

Dejar una respuesta